FacebookTwitterLinkedin

Una buena contabilidad es sinónimo de un bien comerciante, reflejar la verdadera situación de la empresa en los libros de contabilidad ayuda en la toma de decisiones, ahorra impuestos y facilita la financiación. 


Conocer en todo momento cual es el verdadero valor de nuestra empresa hará que podamos corregir aquellas deficiencias que están perjudicando la buena marcha de la misma o nos permitirá tomar decisiones de expansión con la seguridad de estar haciendo bien las cosas. Frente a terceros, la imagen de una empresa que lleva su contabilidad de forma correcta es fundamental ya que indica una buena dirección y ofrece una imagen de seriedad y solvencia facilitando el acceso a la financiación.

En la actualidad con más frecuencia las grandes corporaciones analizan la solvencia de las empresas con las que van a contratar un proyecto o un servicio y la única forma que tienen de comprobarlo es a través de sus balances. Un buena contabilidad puede ser la diferencia entre un buen contrato y nada.

En Cantastur somos muy conscientes de la importancia de esta herramienta y confeccionamos la contabilidad de las empresas según lo dispuesto en el Código de Comercio y ofrecemos  una imagen transparente de la posición de su  empresa, que nos permite obtener la mejor situación financiera y fiscal posible.